martes, 18 de noviembre de 2014

Galletas de avena, chocolate blanco y dulce de leche

Buenos días!! ¿Cómo va la semana? ¿Necesitáis un dulce para cargar las pilas? Tranquilos que tengo la solución. Hace un mes que me regalaron el libro "Objetivo: galleta perfecta" de Alma Obregón y hasta ahora no había podido probar ninguna de sus recetas, he elegido para estrenar el libro estas galletas de chocolate blanco, avena y dulce de leche, es decir, unas galletas ultra deliciosas para cargar las pilas en estos días en los que ya se empieza a notar el frío.


Al leer la receta me daba miedo de que fuese una combinación demasiado dulce, las galletas de por si ya es bastante dulce, pero sí le añadimos dulce de leche y chocolate blanco... podía ser demasiado. Pero no, la verdad es que resulta una combinación perfecta, el crujiente de la galleta, la textura de la avena, y el dulzor del chocolate y el dulce de leche que para quien no lo haya probado, se llevan de maravilla.


Estas galletas además de deliciosas, son muy rápidas, en un plis tienes un montón de galletas para desayunar y merendar que duraran también, un plis. Son perfectas para los adictos a las galletas y seguro que en cuanto las probéis no pararéis de hacerlas con cualquier excusa.



Ingredientes:

  • 1 huevo 
  • 170 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 pizca de sal 
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 90 gr de azúcar moreno 
  • 50 gr de azúcar blanco 
  • 150 gr de harina 
  • 165 gr de avena 
  • 115 gr de chocolate blanco a trocitos
  • Media cucharadita de levadura química
  • Dulce de leche para decorar 
En primer lugar, precalentamos el honor a 160º-170º.

Batimos la mantequilla junto con el azúcar moreno y el azúcar blanco, hasta que se integren completamente.


Añadimos el huevo y la vainilla, seguimos batiendo.


Una vez tengamos una mezcla homogénea añadimos los ingredientes secos  (la harina, la sal, la avena y la levadura) y mezclamos hasta que esté todo integrado.



Por último, añadimos el chocolate blanco troceado intentando que quede bien distribuido por toda la masa.



Cubrimos la bandeja del horno, en este caso yo he utilizado papel de aluminio porque no tenía papel de horno. Con la ayuda de una cuchara de helados o una cuchara normal si no tenéis, vamos haciendo porciones iguales de masa y las aplastamos un poco. Es importante dejar un espacio entre cada galleta.

 
Metemos en el horno durante unos 10 minutos, hasta que estén doradas.

Cuando estén listas, las dejamos unos minutos enfriar en la bandeja ya que si no se romperán, luego las pasamos a una rejilla.


En este momento vamos extendiendo el dulce de leche sobre las galletas como más os guste y dejamos reposar.


Y ya tenemos nuestras galletas listas para comer!


Espero que os hayan gustado y que os animéis a hacerlas en casa :)



2 comentarios: